San Gerardo Mayela


Oración a San Gerardo

Beatísima Trinidad, yo tu hijo, te doy gracias por todas las gracias y privilegios que otorgaste a San Gerardo, especialmente por aquellas virtudes con que lo adornaste en la tierra y la gloria que ahora le das en el cielo. Concluye tu trabajo, oh Señor, para que tu Reino venga a la Tierra. Y por sus méritos de aquellos que están en unión con Jesús y María, concédeme la gracia por la cual te pido
(hacer petición)
Y tú mi poderoso intercesor, San Gerardo, siempre dispuesto a ayudar a quienes recurren a ti, ruega por mí. Acude delante del trono de la Divina Misericordia y no te marches sin haber sido escuchado. A ti te confío este importante y urgente asunto
(hacer petición)
Graciosamente toma entre tus manos mi causa y no permitas que termine esta oración sin experimentar los efectos de tu intercesión. Amén.

San Gerardo

Oración para la maternidad
Oh buen San Gerardo, poderoso intercesor ante el trono de Dios. Tú que haces maravillas en nuestro día, te invoco y solicito tu ayuda. Tú, que mientras viviste en la Tierra, siempre cumpliste con los designios de Dios, ayúdame también a hacer siempre la Santísima Voluntad de Nuestro Señor. Ruégale al Maestro de la Vida, de quien procede toda la paternidad, que me bendiga con la gracia de la maternidad y que pueda criar hijos de Dios en esta vida y herederos del reino de Su Gloria de la vida que vendrá. Amén.

San Gerardo

Oración para una madre con un hijo
Oh Todopoderoso y Eterno Dios, por la intervención del Espíritu Santo, Tú que preparaste el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen María como digno refugio para Tu Hijo Divino, y por la intercesión del mismo Espíritu Santo, santificaste a San Juan Bautista, aún cuando estaba en el vientre de su madre; escucha las plegarias de tu humilde servidora que te implora, que por intercesión de San Gerardo, me protejas de todo peligro durante la gestación y vigiles a mi hijo con quien Tú deseaste bendecirme; que sea lavado con las aguas del Bautismo, y luego de una vida cristiana en la Tierra, pueda junto a su madre alcanzar la felicidad eterna en el Cielo. Amén.

San Gerardo

Oración de una madre esperando un hijo
Oh gran San Gerardo, amado sirviente de Jesucristo, perfecto imitador de tu Manso y Humilde Salvador, y devoto Hijo de la Madre de Dios, enciende en mi corazón una chispa de ese fuego celestial de caridad que brilló en tu corazón y te hizo un ángel de amor. Oh glorioso San Gerardo, porque cuando fuiste falsamente acusado de crimen, sobrellevaste como tu Divino Maestro, sin murmullos ni quejas, las calumnias de hombres malvados, has sido elevado por Dios como Patrón y Protector de las madres encinta. Sálvame del peligro y de los excesivos dolores que acompañan el nacimiento del niño, y protege al niño que ahora llevo para que pueda ver la luz del día y recibir las aguas del bautismo a través de Jesucristo Nuestro Señor. Amén.


Home